Artículos de opinión

La industria del juguete de luto. Hasta siempre Héctor Mondrik

Con la penosa noticia del fallecimiento de Héctor Mondrik se cierra un gran capítulo en la historia de la industria mundial del juguete. Héctor fue el fundador de la emblemática empresa juguetera argentina Errekaese Top Toys a la cual le dedicó 44 años de su vida con pasión. Incluso después del “retiro” ocurrido en los años 90, continuó ligado a la empresa cumpliendo la función de asesor.

Héctor Mondrik fundó Errekaese Top Toys en 1977 luego de renunciar a un puesto estable en una empresa manufacturera de prendas de vestir, antes ya había hallado la inspiración en un revelador viaje a Londres en donde visitó las enormes instalaciones de la juguetera Hamleys, nació en él un enorme deseo de ver en Argentina algo parecido, siempre le movió más el hecho de ver la alegría y los sueños reflejados en el rostro de los niños que el beneficio económico, y claro que sí, en ese entonces pensar en crear una juguetera con modernos procesos de fabricación en Argentina o cualquier país de Latinoamérica era una romántica locura que conllevaba los altísimos riesgos que siempre asumen todos los pioneros. Top Toys no sólo revolucionó el concepto de empresa juguetera en la región, además logró hacerse de la licencia de decenas de marcas icónicas para producirlas localmente, entre ellas contamos a Weebles, Master of the Universe, Barbie, My Little Pony, Star Wars, Life (El juego de la vida), Operación, ¿Quién es Quién?, Twister, Jenga, entre otras tantas. Para cumplir los altos estándares de calidad solicitados por empresas como Mattel, Hasbro o Milton Bradley (antes de convertirse en subdivisión de Hasbro) tuvo que ponerse rápidamente al día en los procesos y capacitar a ingenieros nacionales en el extranjero.

En la actualidad muchas de las figuras de acción, accesorios y juegos fabricados por Top Toys en los ´80 son muy buscados por coleccionistas de todo el mundo, tanto por su calidad como por las versiones libres que lanzaron al mercado, quizás el caso más resaltante es el del famoso “Kobra Khan Camuflado” de la línea de Master of the Universe.

La partida física de Héctor no significa para nada el final de Top Toys, la empresa está hoy en día, y desde hace varios años, en manos de sus hijos Darío y Damián Mondrik, quienes tomaron la posta en el año 2000, luego del cierre temporal de operaciones. Tomaron el camino trazado por su padre y reabrieron la fábrica, desde entonces la han llevado por nuevos caminos siguiendo el legado de innovación e invirtiendo en tecnología que los lleve a lanzar siempre nuevos juguetes para una nueva generación de niños.

Querido y respetado por sus pares y la comunidad de coleccionistas en todo el mundo, Héctor Mondrink, hoy más que nunca se convierte en un pilar de la industria, un ejemplo de tenacidad y una fuente de inspiración eterna. ¡Hasta siempre!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios