Entrevistas
Tendencia

Entrevista a Marjorie Spitalnik, creadora de Little Rebels


Ella es una uruguaya de 38 años, comunicadora, emprendedora, pero sobre todo, madre de una hija que es su propia fuente de inspiración. Ha causado un gran revuelo en la industria mundial del juguete con sus “Pequeñas Rebeldes” que no sólo son unos hermosos peluches interactivos si no que además traen un mensaje inspirador para todas las niñas. Recientemente fueron ganadoras de los premios TAGIE en la categoría “Diseño del año” y están nominadas a los premios TOTY (Toy of the Year) en la categoría “Peluche de año”.

Nación Juguetes conversó con Marjorie Spitalnik, fundadora de Little Rebels


Cuéntanos como inicias esta aventura llamada “Little Rebels”

3 años atrás yo tenía un emprendimiento que se llamaba Tedybujo en donde yo pasaba los dibujos de los niños a peluches, al mismo tiempo tengo una agencia de publicidad y, sin querer queriendo, y a pedido de mi hija, terminé entrando en la industria del juguete. Hace 2 años, revisando los textos escolares de mi hija, me di cuenta que casi todos los personajes históricos eran hombres y casi ninguna mujer, le pregunté si conocía a algunos personajes históricos femeninos como Marie Curie o Malala y ante su negativa comencé a buscar material para enseñarle, encontré un montón de libros, mucho material didáctico, pero poco o nada lúdico y ahí fue que se me prendió el foco y me dije “bueno entonces hagamos algo con mi experiencia previa  de Tedybujo y tratemos de honrar a estas mujeres en peluches” y ahí se gestó la idea de hacer peluches basados en mujeres icónicas de la historia y así me pasé casi un año yendo y viniendo a China (de manera online) tratando de encontrar la calidad de producto que yo buscaba.

¿Entonces no son producidas en Uruguay?

No, todas son producidas en China. En Uruguay ya tuve la experiencia de fabricar peluches y realmente por un tema de costos, es insostenible, lamentablemente no se pueden fabricar acá. Ni siquiera en el resto de Latinoamérica ya que también es muy alto el costo, averigué en otros lugares para no tener que recurrir a China, pero no me fue muy bien.

Imagino que también los volúmenes y procesos de producción que ahora requieres pesaron mucho en la decisión de mirar a China, ¿Qué nos dices del diseño de los peluches?

Tedybujo era un emprendimiento muy personalizado, no era escalable. Entonces, si lo podíamos producir uno a uno; Little Rebels es un modelo de negocio distinto, si estamos pensando en la producción masiva que requiere el mercado norteamericano, las cifras son totalmente diferentes a las que se requerían sólo para Uruguay y por eso necesitamos una capacidad de producción importante.

En cuanto al diseño una cosa que sí era muy importante para mí era que los personajes tuvieran cara de niñas y que no fueran su versión de adultas, y esto por varios motivos. Primero, para que los niños se pudieran identificar con ellas; segundo, porque es muy importante que entiendan que si bien fueron grandes genios o grandes hitos de la historia, también fueron niñas, también tuvieron sueños, también tuvieron que superar desafíos; y por último, tenían que ser lo suficientemente tiernas como para poder competir en góndola con una princesa Disney.

La primera serie empieza con 4 mujeres icónicas con logros espectaculares que cambiaron al mundo, 3 de ellas ya no están entre nosotros (Marie Curie, Amelia Earhart, Mary Jackson) y una de ellas si (Malala Yousafzai) ¿Qué tan difícil te fue elegirlas entre tantas mujeres importantes?

En realidad tengo diseñadas más de 16 personajes, estas cuatro fueron el resultado de, por un lado, una elección personal y por otro lado, la dificultad de conseguir la licencia de uso de imagen. Hay todo un tema de derechos detrás de cada una de ellas, tres de ellas ya no están entre nosotros, entonces su imagen es de dominio público, se hace más sencillo lidiar con la licencia. Lo que pasó con Malala Yousafzai fue alucinante, entré en contacto con el Malala Fund, les conté el proyecto, lo que quería hacer y les comenté que yo no tenía la liquidez para comprar una licencia porque era una emprendedora latinoamericana que recién empezaba, pero que mi misión era educar y empoderar la mayor cantidad de niñas posibles alrededor del mundo. Entonces lo que les proponía era que a cambio de poder usar su imagen, por cada muñeca de Malala vendida, un porcentaje de las ventas se donaría anualmente al Malala Fund para que puedan seguir con su misión. Y así fue que conseguimos la licencia.

Lo que sí tengo pendiente para 2021 es crear una línea de pequeñas rebeldes latinoamericanas.

Cuéntanos sobre las dificultades para conseguir esas licencias ¿Supongo que se te han caído algunos de estos 16 personajes precisamente por no conseguir la licencia para el uso de su imagen?

Lo que pasa es que al momento de sentarme y decidir que personajes iba a diseñar, lo que intenté hacer fue agarrar una referente de cada área distinta. Entonces tenemos personajes de distintos momentos históricos, una de ellos es Juana de Arco, otra es María Montessori, otra es Michelle Obama. ¿Cómo que bien disparejos, entre sí ¿no?

Entonces, en todo ese espectro tenemos activistas, emprendedoras, empresarias, ingenieras, médicas, políticas, fue como que traté de cubrir una rama muy amplia de profesiones y de background, justamente para mostrarle a las niñas que no se deben sentir limitadas por la profesión que quieran perseguir.

¿Qué cuántas perdí? En realidad, no he perdido ninguna todavía, pero frené una. Teníamos inicialmente a Frida Kahlo, teníamos el peluche hecho y todo. El tema de Frida es bastante complejo porque tiene a Frida Kahlo Foundation por un lado, que es la representante de los derechos, pero por otro lado, aparecieron familiares de Frida que están reclamando esos derechos. Entonces entre la Fundación y la Familia se están peleando y ahí nos dimos de baja porque no podíamos hacerlo mientras no deciden y siguen en su pleito.

Frida, es un icono y de hecho la gente me la pide constantemente. Pero, por otro lado, para ser una “Pequeña Rebelde”, tienen que cuadrar determinadas características y si te internas en la historia personal de Frida, por ejemplo, con su relación con Diego Rivera, ya es todo lo opuesto a una pequeña rebelde, porque ella se dejó someter y aguantó un montón de cosas de violencia de género que quizás en ese momento no se hablaba pero hoy sí. Entonces ahí es cuando te preguntas, ¿será realmente una pequeña rebelde? Claro que se destacó en lo que hizo, de eso no cabe dudas, claramente es muy marketeable pero… ¿hasta qué punto real es una rebelde? Entonces, cuando se cayó como que me puso a repensar un poco y dije bueno, por algo pasan las cosas.

Amelia Earhart, Mary Jackson, Malala Yousafzai y Marie Curie, forman la primera serie de las «Pequeñas Rebeldes»

También hay que tener mucho cuidado con los personajes que vas a escoger a futuro, ¿no?

Cierto, porque hay personajes icónicos pero que polarizan la opinión de la sociedad, un ejemplo es el de Evita Perón, que originalmente estaba en la grilla y la sacamos justamente para evitar malos entendidos. Hoy en día Evita tiene su imagen muy politizada y hay tantas mujeres destacadas para homenajear. Lo que sí tengo pendiente para 2021 es crear una línea de pequeñas rebeldes latinoamericanas.

 

Las Little Rebels no sólo son un peluche bien diseñado, además cuentan con una aplicación interactiva. Cuéntanos un poco de eso

Bueno, en realidad lo de la app. surge en octubre del año pasado que me fui al Dallas ToyFair (USA) y ahí me encontré con varios gigantes de la industria norteamericana y les presenté las muñecas, fue un éxito. Pero todos siempre me decían lo mismo ¿Viene con un libro? y me di cuenta de que faltaba agregarle el contenido educativo detrás de los peluches, que más allá de que fueran lindos y tiernos hay una realidad y es que el niño cuando llega a la góndola de repente no sabe quién es el personaje.

No quería tener un libro físico, en el mercado ya hay muchísimos y quería que esto fuera algo realmente innovador. Entonces me asocié con los chicos de Unicorn Games para la aplicación interactiva y de Pipalupa, que es una empresa argentina que hace todos los videítos que tenemos y que están en la app. y en YouTube a los que se puede acceder libremente para verlos. Son videítos de dos a tres minutos que narran los hitos de cada personaje. Son además la base introductoria para una serie que estamos desarrollando, en donde ellas son todas amigas y se juntan a buscarle soluciones a problemas diarios que tenemos hoy, como el calentamiento global, el racismo, la falta educación, entre otros.

Por otro lado, dentro de la app. incorporamos varias tecnologías. Si tienes la muñeca, escaneas su cara y te da acceso a todo lo feathers de la app. que vendrían a ser, el iBook, que te narra básicamente lo mismo que el video; una trivia de preguntas y respuestas para asegurarnos que el niño efectivamente aprendió lo que vio; una sección para colorear, y la parte más divertida de todas que es la de AR (realidad aumentada), en donde el niño apunta a donde quiera y ahí aparece el 3D del personaje elegido y se puede sacar fotos, hoy en día el 3D no hace mucho más que saludarte o hacer un par de movimientos. Estamos trabajando en agregarle machine learning y que pueda interactuar con el niño directamente, que el niño pueda preguntar cosas y el 3D responderle.

Little Rebels tiene un transfondo, un mensaje de empoderamiento para las niñas basada en la vida de mujeres reales y que no son superhéroes. Algunas de ellas tienen una historia muy fuerte, incluso desgarradora como la de Malala ¿Cómo logras comunicar a una niña una historia como la de ella?

Mira, yo como madre, siempre fui de la postura de que si el niño te pregunta o tiene curiosidad sobre algo es porque está preparado para escucharlo. Por supuesto que hay distintas maneras de narrar un hecho para que lo puedan entender según la edad que tengan y que el impacto emocional sea acorde a lo que pueden procesar según la edad que tienen.

Entonces, sin duda, Malala fue el guion más desafiante que tuvimos al momento de escribirlo. De hecho, cuando se terminó el video, lo amé. Me parece fantástico cómo lograron transmitir en imágenes, y acá el crédito es pura y exclusivamente de Pipalupa, algo tan fuerte, de una manera tan delicada y tan bien cuidada en el lenguaje, fue realmente maravilloso.

Si bien este hecho trágico es la base de la historia de Malala, es sólo el inicio, lejos de hundirla le dio fuerzas para alzar su voz y luego la ves en la ONU y luego ganando el Nobel y exitosa a pesar de haber recibido un balazo en la cabeza.

Marjorie Spitalnik al lado de sus Little Rebels

¿Cúal fue tu juguete favorito de niña?

Ok. En realidad tengo 3, el Slinky, la Pizarra Mágica y esos jueguitos en los que apretabas botones en un recipiente con agua para ensartar unos aros.

¿No eras de jugar con muñecas?

Bueno, sí, sí era, pero no eran mis preferidas, o sea, si tenía mi muñequita que iba a todos lados conmigo, si tenía mi peluchito, pero al momento elegir que jugar iba a algo más creativo en el sentido de que me permitiera hacer más cosas. Si jugaba mucho a juegos de rol, me acuerdo de sacar una mesa para el jardín, con un teléfono viejo y con una máquina de escribir y me pasaba horas jugando a que “trabajaba”. Hoy en día miro para atrás y me pregunto si fue la predicción del futuro, porque ahora me la paso al frente de una computadora. Simplemente proyecté lo que iba a ser de grande.

No tengan vergüenza, el “no” ya lo tienen, no hay nada que perder y mucho que ganar

Hace unos años era impensable ver una publicidad de muñecas en el que estuviera un niño cambiándole el pañal, o una publicidad de carritos en el que estuviera una niña jugando con ellos, pero ahora las grandes marcas lo hacen. ¿Qué opinas de estos cambios?

Yo creo que estamos como empezando a generar un cambio en ese sentido. Lamentablemente todavía hay sociedades súper machistas y que no van a permitir eso, justo el otro día hablaba con una amiga que tiene un niño de tres años y le fue a comprar una escoba y una pala de juguete, en la escoba había un sticker de una niña y eran todas rosadas.

Me parece que a nivel de comunicación, si se está cambiando y la tendencia está yendo a promover la igualdad de género desde distintas ópticas. Hay cada vez más juguetes que no tienen género. Cada vez más, las grandes marcas cuidan su comunicación y tratan de no hacer exclusivo un color o el otro.

Pero me parece que en Latinoamérica realmente estamos muy lejos todavía de que eso sea notorio. De hecho, ahora veo la publicidad navideña en donde las propias jugueterías segmentan marcadamente para las niñas tal cosa, para los niños otras cosas.

Volviendo a Little Rebels y sus logros; el año pasado fue nominado y ganó los premios TAGIE en la categoría “Diseño del año” y ahora estás nominada a los premios TOTY en la categoría” Peluche del año” que equivalen a los “Oscar” de la industria del juguete

Ya haber sido nominada para cualquiera de los dos es algo que a diario tengo como que recordármelo y decir ¡Wow! es un super honor, sobretodo con el poco tiempo que estamos en el mercado. Fíjate que en los TAGIE le ganamos en la misma categoría a Fisher Price, que es una marca gigante la industria, que tiene muchísimos años, que tiene mucho reconocimiento, que hace millones de productos al año.

Yo hago las cosas porque realmente creo en ellas y estoy convencida de que mi deber en este mundo es a través de mis peluches. Porque es la herramienta que tengo a mano, es poder empoderar y educar la mayor cantidad de niñas posibles. Es alucinante cuando ves que la industria, que son los que realmente saben de esto, reconocen tu trabajo como algo bueno. Es algo más allá del honor del premio, es una gran tranquilidad saber que estás bien encaminado.

¿Y donde podemos encontrar a las Little Rebels?

Para todo el mercado de habla hispana recomendamos que vayan a https://pequenasrebeldes.com porque es mucho más fácil, ya está todo el sitio armado con las monedas locales. También lo pueden hacer a través de nuestro Instagram.

Pero si están de repente en Estados Unidos, Canadá u otras partes del mundo como Europa, pueden ir a https://wearelittlerebels.com/.

Por último, Marjorie. Desde tu experiencia ¿Qué consejo le das a todas esas personas que tienen proyectos en juguetes y que quieren hacerlos realidad?

Primero que nada tienen que ser muy apasionados por lo que hacen porque esto es algo agotador, no les voy a mentir, las recompensas son inmensas pero es un camino duro y difícil, la cantidad de “noes” que van a recibir en muy grande, son muy pocos los “síes”, estén preparados para esto. Por eso tienen que vivir para su emprendimiento, tiene que ser el motivo que te saque de la cama en las mañanas, porque es la fuerza que te va a llevar adelante, aún en esos momentos en los que no tienes ganas de seguir.

Lo otro importante es “no tengan vergüenza”, el “no” ya lo tienen, no hay nada que perder y mucho que ganar, no tengan miedo de enviar una presentación o invitación, no crean que el CEO de Mattel, por poner un ejemplo, no te va responder, yo le envíe la invitación pensando ¿Qué es lo peor que me puede pasar?  que no me acepte, con esa mentalidad todo lo que te suceda pasa a ser positivo. Crean, insistan, vayan más allá.


Si deseas votar por las Little Rebels en los premios TOTY, puedes ingresar ahttps://toyawards.org/.

La votación estará abierta solamente hasta el día 5 de enero del 2021

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios